Flan de huevo

Qué es el flan de huevo

El flan de huevo es uno de los postres más populares y deliciosos de la gastronomía española. Esta crema hecha a base de huevo, azúcar y leche se cuece al vapor o a baño maría hasta conseguir una textura suave y cremosa. A menudo se sirve acompañado de un caramelo líquido que le da ese sabor dulce y caramelizado único.

Origen del flan

Aunque el flan es un postre muy popular en España, su origen no está claro. Algunos historiadores sugieren que puede tener raíces romanas, mientras que otros argumentan que se remonta a la Edad Media en Europa. En cualquier caso, la receta ha evolucionado a lo largo de los siglos y hoy en día se prepara de muchas formas diferentes en todo el mundo.

Ingredientes para preparar flan de huevo

Para preparar flan de huevo necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 6 huevos
  • 500ml de leche
  • 200g de azúcar
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • Caramelo líquido para el molde (opcional)

Preparación del flan de huevo

Paso 1: Preparar el caramelo

Si decides utilizar caramelo líquido para tu flan, debes comenzar por prepararlo. Coloca una taza de azúcar en una sartén y cocina a fuego medio hasta que el azúcar se derrita y se vuelva de color dorado oscuro. Agrega 2 cucharadas de agua caliente y revuelve hasta que el caramelo esté líquido. Vierte el caramelo en el molde para flan y asegúrate de que cubra todo el fondo.

Paso 2: Preparar la mezcla de huevo

Bate los huevos en un bol grande. Agrega la leche, el azúcar y la vainilla y mezcla bien hasta que todo esté bien incorporado.

Paso 3: Verter la mezcla de huevo en el molde para flan

Vierte la mezcla de huevo en el molde para flan. Cubre el molde con papel aluminio y haz pequeños agujeros en la parte superior. Esto permitirá que el vapor se escape y evitará que se forme agua en la superficie del flan. Coloca el molde para flan en una fuente llena de agua caliente y hornea a 180 grados durante una hora. Cuando esté listo, sácalo del horno y deja que se enfríe completamente.

Paso 4: Enfriamiento y desmoldado

Una vez que el flan esté completamente frío, desmóldalo con cuidado en un plato plano. Si preparaste el caramelo, notarás que se crea una hermosa capa líquida en la parte superior del flan. Sirve frío y disfruta de este postre clásico español.

Variedades de flan de huevo

Aunque el flan de huevo tradicional es el más conocido, existen muchas variaciones del postre en todo el mundo. En México, por ejemplo, se prepara un flan de queso suave con leche condensada y caramelo. En Portugal, se hace un flan de leche hecho con yemas de huevo, mientras que en Filipinas, se elabora un flan de leche de coco. Cada una de estas variantes tiene un sabor único y delicioso.

Conclusión

El flan de huevo es uno de los postres más antiguos y populares del mundo. Es fácil de hacer, delicioso de comer y puedes personalizar la receta para adaptarla a tus gustos. Ya sea que estés buscando una receta clásica o algo un poco más extravagante, seguro que disfrutarás del flan de huevo. Así que, ¡anímate y pon a prueba tus habilidades culinarias!