Frittata de huevo con calabacín y queso cheddar

Introducción

La frittata es un plato muy popular en Italia y en todo el mundo. Es una especie de tortilla de huevos que se cocina en una sartén y se puede añadir todo tipo de ingredientes para hacerla más sabrosa y nutritiva. En este artículo, vamos a enseñarte cómo hacer una deliciosa frittata de huevo con calabacín y queso cheddar que te encantará.

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 1 calabacín grande o 2 pequeños
  • 1/2 cebolla
  • 50 gramos de queso cheddar rallado
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Pasos a seguir

Paso 1: Preparación de los ingredientes

Lo primero que debes hacer es lavar el calabacín y cortarlo en rodajas finas. Pelar y picar la cebolla. Romper los huevos en un bol, añadir una pizca de sal y pimienta y batirlos hasta que estén bien mezclados.

Paso 2: Sofreír los vegetales

Calentar una sartén antiadherente a fuego medio-bajo y añadir el aceite de oliva. Una vez caliente, añadir la cebolla y el calabacín y cocinar durante unos 5-7 minutos hasta que los vegetales estén tiernos y ligeramente dorados. Asegúrate de removerlos con frecuencia para evitar que se quemen.

Paso 3: Añadir los huevos y el queso

Bajar el fuego a medio y verter los huevos batidos por encima de los vegetales. Añadir el queso rallado en la parte superior de los huevos mientras aún están líquidos. Cocinar durante unos 5 minutos hasta que la frittata comience a ponerse firme en los bordes.

Paso 4: Asar la frittata en el grill

Una vez que la frittata esté firme en los bordes, transferirla a la parrilla del horno y asarla durante otros 5-7 minutos hasta que los huevos estén completamente cocidos y el queso se haya derretido y esté ligeramente dorado.

Paso 5: Servir y disfrutar

Cuando la frittata esté bien cocida, sacarla del horno y dejarla enfriar por unos minutos antes de cortarla en porciones. Servir caliente o fría, dependiendo de tus preferencias.

Consejos

  • Si prefieres una frittata más cremosa puedes añadir una cucharada de leche o crema a los huevos antes de batirlos.
  • Puedes sustituir los ingredientes de la receta según tus preferencias. Por ejemplo, puedes usar pimientos en lugar de calabacín o añadir jamón o salchichas si quieres una frittata con más proteínas.
  • Es importante cocinar los vegetales antes de añadir los huevos para que la frittata no quede cruda por dentro.

Conclusión

La frittata de huevo con calabacín y queso cheddar es una opción deliciosa y fácil de preparar para el desayuno, el almuerzo o la cena. Con tan solo unos pocos ingredientes puedes hacer una comida nutritiva y sabrosa en solo unos minutos. Pruébala hoy mismo y cuéntanos qué te parece!