Huevos rellenos de espinacas y queso

Introducción

Los huevos rellenos son una excelente opción para servir como aperitivo o como plato principal. Son fáciles de preparar y se pueden personalizar con diferentes ingredientes para adaptarlos a los gustos de cada comensal. En esta ocasión, vamos a preparar unos deliciosos huevos rellenos de espinacas y queso. La combinación de estos dos ingredientes es perfecta para conseguir un sabor suave y cremoso. ¡Comencemos!

Ingredientes

  • 6 huevos
  • 150 gramos de espinacas frescas
  • 100 gramos de queso crema
  • 50 gramos de queso parmesano rallado
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

Paso 1: Cocinar los huevos

Lo primero que debemos hacer es cocinar los huevos. Para ello, colocamos los huevos en una cacerola y cubrimos con agua fría. Llevamos la cacerola a fuego alto y dejamos que el agua llegue a ebullición. Una vez que el agua esté hirviendo, reducimos el fuego a medio y cocinamos los huevos durante 10 minutos. Pasado este tiempo, retiramos la cacerola del fuego y dejamos enfriar los huevos en agua fría.

Paso 2: Preparar el relleno

Mientras los huevos se enfrían, preparamos el relleno. En una sartén, calentamos el aceite de oliva a fuego medio. Picamos la cebolla y el ajo en trozos pequeños y los añadimos a la sartén. Cocinamos hasta que estén dorados y añadimos las espinacas frescas. Cocinamos por unos minutos hasta que las espinacas se hayan marchitado y hayan perdido la mayor parte de su agua. En un recipiente aparte, mezclamos el queso crema y el queso parmesano rallado. Añadimos la mezcla de espinacas y cebolla y mezclamos bien.

Paso 3: Rellenar los huevos

Una vez que los huevos estén fríos, los pelamos y los cortamos por la mitad a lo largo. Con cuidado, retiramos las yemas y las colocamos en un recipiente aparte. Rellenamos las claras de huevo con la mezcla de espinacas y queso.

Paso 4: Decorar y servir

Finalmente, decoramos los huevos rellenos con las yemas que habíamos reservado. Podemos hacerlo de diferentes formas, como rallando las yemas con un rallador o picándolas en trozos pequeños. Servimos los huevos rellenos fríos y podemos añadir un poco de sal y pimienta al gusto antes de servir.

Conclusión

Los huevos rellenos de espinacas y queso son una opción deliciosa y fácil de preparar para cualquier ocasión. Podemos presentarlos como aperitivo o como plato principal acompañados con una ensalada. La combinación de los sabores suaves y cremosos de las espinacas y el queso crema hace que estos huevos rellenos sean una opción perfecta para cualquier paladar. ¡Anímate a prepararlos en casa y disfrutar de su sabor!