yema.es.

yema.es.

Tortilla de Huevo de espárragos con jamón serrano

Tortilla de Huevo de espárragos con jamón serrano

Ingredientes para la tortilla de huevo de espárragos con jamón serrano

  • 6 huevos
  • 1 manojo de espárragos trigueros
  • 100 gramos de jamón serrano
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación de la tortilla de huevo de espárragos con jamón serrano

Paso 1: Preparar los ingredientes

Antes de comenzar la preparación de nuestra tortilla de huevo de espárragos con jamón serrano, es importante que tengamos todos los ingredientes listos y preparados.

Comenzamos por lavar los espárragos trigueros y cortar las partes más duras del tallo. A continuación, picamos los espárragos en pedazos pequeños y reservamos.

Pelamos y picamos finamente la cebolla y cortamos en taquitos pequeños el jamón serrano. Reservamos.

Cascamos los huevos en un bol, echamos una pizca de sal y pimienta al gusto y batimos bien hasta que los ingredientes queden integrados.

Paso 2: Cocinar los espárragos y la cebolla

En una sartén a fuego medio, echamos un chorrito de aceite de oliva y esperamos a que se caliente. Seguidamente, añadimos los espárragos y la cebolla y los cocinamos durante unos 10 minutos hasta que estén tiernos.

Paso 3: Añadir el jamón serrano

Añadimos el jamón serrano a la sartén y cocinamos durante unos 2 minutos más.

Paso 4: Añadir los huevos batidos a la sartén

Vertemos los huevos batidos en la sartén y movemos la mezcla con ayuda de una espátula para que se reparta de manera uniforme.

Paso 5: Dar la vuelta a la tortilla

Cuando veamos que la tortilla está empezando a cuajar por los bordes, es el momento de darle la vuelta. Para ello, colocamos un plato llano encima de la sartén y con una mano sujetamos el plato y con la otra la sartén. Giramos cuidadosamente para que la tortilla caiga en el plato y luego la volvemos a colocar en la sartén para que termine de cuajar por el otro lado.

Paso 6: Servir

Servimos nuestra tortilla de huevo de espárragos con jamón serrano caliente y acompañada de una ensalada fresca. ¡Buen provecho!