yema.es.

yema.es.

Variaciones de huevos benedictinos que debes probar

Introducción

Si eres un fanático de los huevos, probablemente hayas escuchado hablar de los huevos benedictinos. Este es un plato clásico de brunch que consiste en un muffin inglés con dos mitades cubiertas con jamón o bacon, un huevo pochado y salsa hollandaise. Es una delicia para el paladar y se ha convertido en un referente internacional de la gastronomía. Pero, ¿sabías que hay muchas variaciones de huevos benedictinos que puedes probar? En este artículo, te mostraremos algunas de las mejores para que puedas seguir disfrutando de este delicioso platillo de varias maneras.

1. Huevos benedictinos con salmón ahumado

Uno de los mayores problemas de los huevos benedictinos es que pueden ser muy pesados y llenos de grasas saturadas. Si eres una persona consciente de tu salud, te alegrará saber que puedes disfrutar de este plato de manera más saludable. En lugar de jamón o bacon, puedes optar por salmón ahumado. Esto le dará un sabor diferente al plato, aunque igualmente delicioso. En lugar de muffin inglés, puedes usar una rebanada de pan integral tostado y agregar unas hojas de espinaca fresca para darle un toque de color.

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 4 rebanadas de pan integral
  • 4 rodajas de salmón ahumado
  • 4 hojas de espinaca fresca
  • 1/2 taza de salsa hollandaise
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

  1. Tuesta el pan integral y coloca una hoja de espinaca fresca en cada rebanada.
  2. Calienta un poco de agua en una cacerola y agrega sal al gusto. Cuando el agua esté caliente, coloca un huevo y déjalo cocer durante unos 3 minutos. Repite el proceso con los otros huevos.
  3. Coloca las rebanadas de salmón ahumado sobre la espinaca en el pan tostado.
  4. Coloca un huevo pochado sobre cada rebanada de salmón.
  5. Cubre con la salsa hollandaise y decora con una pizca de pimienta.

2. Huevos benedictinos vegetarianos

Si eres vegetariano o simplemente quieres reducir tu consumo de carne, esta variación de huevos benedictinos es para ti. En lugar de la carne, puedes usar aguacate. Esto le dará un sabor cremoso al plato y también es una fuente de grasas saludables. En lugar de la salsa hollandaise, que a menudo es rica en grasas saturadas, puedes hacer una salsa de yogur griego con hierbas frescas.

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 4 rebanadas de pan integral
  • 1 aguacate maduro
  • Jugo de medio limón
  • 1/2 taza de yogur griego
  • Hierbas frescas picadas al gusto (tomillo, orégano, etc)
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

  1. Tuesta el pan integral y corta el aguacate en rodajas.
  2. Mezcla el yogur griego con las hierbas frescas picadas y el jugo de limón.
  3. Coloca las rodajas de aguacate sobre el pan tostado.
  4. Calienta un poco de agua en una cacerola y agrega sal al gusto. Cuando el agua esté caliente, coloca un huevo y déjalo cocer durante unos 3 minutos. Repite el proceso con los otros huevos.
  5. Coloca un huevo pochado sobre cada rebanada de pan tostado con aguacate.
  6. Cubre con la salsa de yogur y decora con una pizca de pimienta.

3. Huevos benedictinos con champiñones

Los champiñones son una excelente opción para agregar a los huevos benedictinos. Son una fuente de proteína y fibra, y también tienen un sabor delicioso. Puedes saltear los champiñones con ajo y aceite de oliva para darle un sabor aún más intenso y agregar una capa de espinacas para obtener un poco de frescura.

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 4 rebanadas de pan integral
  • 1 taza de champiñones rebanados
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 taza de espinacas
  • 1/2 taza de salsa hollandaise
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

  1. Tuesta el pan integral y coloca una capa de espinacas en cada rebanada.
  2. Calienta un poco de aceite de oliva en una sartén y agrega los champiñones rebanados y el ajo picado. Saltea hasta que los champiñones estén dorados.
  3. Coloca los champiñones salteados sobre las espinacas en el pan tostado.
  4. Calienta un poco de agua en una cacerola y agrega sal al gusto. Cuando el agua esté caliente, coloca un huevo y déjalo cocer durante unos 3 minutos. Repite el proceso con los otros huevos.
  5. Coloca un huevo pochado sobre cada capa de champiñones y espinacas.
  6. Cubre con la salsa hollandaise y decora con una pizca de pimienta.

Conclusión

Los huevos benedictinos son un plato delicioso y versátil. Hay muchas maneras de prepararlos, desde la clásica versión con jamón o bacon hasta versiones más saludables y vegetarianas con salmón ahumado, aguacate o champiñones. Prueba estas variaciones y descubre tus favoritas. ¡No te arrepentirás!