yema.es.

yema.es.

Cómo hacer una omelette de huevo perfecta

Cómo hacer una omelette de huevo perfecta

Introducción

La omelette es un plato muy popular y versátil que se puede disfrutar en cualquier momento del día. Si bien es fácil de hacer, lograr una omelette perfecta a veces puede ser un desafío para algunos. Por suerte, en este artículo te mostraremos cómo hacer una omelette de huevo perfecta. ¡Comencemos!

Insumos necesarios

  • 2 huevos grandes
  • 1 cucharada de mantequilla sin sal
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1/4 taza de queso rallado (opcional)
  • 1/4 taza de jamón picado (opcional)
  • Hierbas frescas picadas (opcional)

Paso a paso

Paso 1: Prepara tus ingredientes

Antes de empezar a cocinar, es importante tener todos los ingredientes listos. Rompe los huevos en un tazón y bátelos hasta que estén bien mezclados. Si decides agregar queso rallado, jamón o hierbas frescas, también debes tenerlos picados y listos para usar.

Paso 2: Calienta la sartén

Para cocinar una omelette perfecta, necesitas una sartén adecuada. Una sartén antiadherente de 8 pulgadas es ideal para hacer una omelette de una sola porción. Calienta la sartén a fuego medio-bajo y agrega la mantequilla sin sal. Asegúrate de que la mantequilla cubra toda la sartén y se derrita por completo.

Paso 3: Añade los huevos batidos a la sartén

Una vez que la mantequilla se ha derretido, vierte los huevos batidos en la sartén. Inmediatamente, utiliza un tenedor o una espátula para mover los huevos hacia el centro de la sartén. Gira la sartén para que los huevos puedan cubrir todo el fondo de la misma. Asegúrate de que los huevos estén esparcidos uniformemente en la sartén. Cocina los huevos sin moverlos durante 30 segundos.

Paso 4: Agrega el relleno (opcional)

Si decides agregar queso rallado, jamón o hierbas frescas, este es el momento de hacerlo. Coloca los ingredientes en el centro de la omelette. Evita agregar demasiado relleno para que la omelette pueda doblarse correctamente.

Paso 5: Doble la omelette

Utilizando una espátula, dobla un lado de la omelette hacia el centro. Luego, dobla el otro lado hacia el centro. Desliza la espátula por debajo de la omelette para asegurarte de que no se pegue a la sartén. Cocina durante otros 30 segundos.

Paso 6: Sirve la omelette

Una vez que la omelette esté lista, utiliza la espátula para colocarla en un plato y sirve de inmediato. Puedes agregar más hierbas frescas en la parte superior para darle un poco más de sabor.

Conclusión

¡Y ahí lo tienes! Con estos simples pasos, podrás hacer una omelette de huevo perfecta en poco tiempo. Experimenta con diferentes rellenos y hierbas frescas para agregar variedad a tu plato. ¡Disfruta de tu omelette!