Frittata de huevo con jamón cocido y queso parmesano

Introducción

La frittata es un platillo italiano que se asemeja a una tortilla española. Es un platillo perfecto para una cena rápida o desayuno, y una forma fácil de utilizar sobras de la cocina. Esta frittata de huevo con jamón cocido y queso parmesano es una combinación deliciosa y fácil de preparar. ¡Vamos a cocinar!

Los ingredientes

  • 6 huevos
  • 1/2 taza de queso parmesano
  • 1 taza de jamón cocido en cubos
  • 1 taza de hojas de espinaca frescas
  • 1 cebolla mediana cortada en juliana
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

Paso 1: Prepara los ingredientes

Comienza rompiendo los huevos en un tazón grande. Bate los huevos y agrega la mitad del queso parmesano, salpimienta al gusto y mezcla bien. Corta el jamón en cubos y reserva. Corta la cebolla en juliana y reserva también. Lava y escurre las hojas de espinacas.

Paso 2: Cocina la cebolla y la espinaca

En una sartén antiadherente grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio. Agrega la cebolla y saltea hasta que esté dorada. Agrega las hojas de espinaca y cocina hasta que estén marchitas. Retira del fuego y reserva.

Paso 3: Agrega el huevo y el jamón

Agrega el jamón a la mezcla de huevo y queso. Mezcla bien y agrega la cebolla y la espinaca. Revuelve todo.

Paso 4: Cocina la frittata

En la misma sartén caliente, vierte la mezcla de huevo y queso en la sartén. Cocina la frittata a fuego medio-bajo durante unos 10 minutos o hasta que los bordes empiecen a dorarse. Es esencial que no intentes mover la frittata, ya que se romperá.

Paso 5: Termina la cocción

Coloca la sartén en el horno y cocina la frittata a 200 grados Celsius durante 5-7 minutos o hasta que esté completamente cocida. Espolvorea el resto del queso parmesano sobre la frittata y deja que se derrita durante unos minutos.

Paso 6: Sirve y disfruta

Corta la frittata en trozos y sirve caliente. Puedes acompañarla con una ensalada fresca de tomate y lechuga.

Consejos de preparación

  • Puedes añadir cualquier otra verdura de tu elección, como champiñones, pimientos o tomates.
  • La frittata se puede cocinar en una sartén grande o incluso en una fuente para horno, si duplicas o triplicas la receta para hacer una cantidad más grande.
  • También puedes sustituir el jamón por panceta o salchicha.

Conclusión

La frittata de huevo con jamón cocido y queso parmesano es un plato delicioso y fácil de preparar que puedes disfrutar en cualquier momento del día. Puedes utilizar tus sobras de la cocina para añadir a la mezcla y crear tu propia versión de este platillo italiano. ¡Disfrútalo!