yema.es.

yema.es.

Huevos benedictinos con queso de cabra y espinacas

Huevos benedictinos con queso de cabra y espinacas

Introducción

Los huevos benedictinos son un plato clásico de desayuno que consiste en un huevo pochado servido sobre un muffin inglés, con jamón o tocino y una salsa holandesa. Esta receta es una variación de los tradicionales huevos benedictinos con ingredientes adicionales, como queso de cabra y espinacas, para un sabor deliciosamente único y una presentación impresionante.

Ingredientes

  • 4 huevos grandes
  • 2 tazas de espinacas frescas picadas
  • 4 muffins ingleses partidos por la mitad
  • 4 rebanadas de jamón, bacon o prosciutto
  • 1/2 taza de queso de cabra desmenuzado
  • 1 taza de agua
  • 1/4 taza de vinagre blanco
  • 3 yemas de huevo
  • 1 cucharada de jugo de limón fresco
  • 1/2 taza de mantequilla derretida
  • Sal y pimienta negra recién molida al gusto

Preparación

Paso 1: Preparar los huevos pochados

En una olla pequeña, llevar el agua y el vinagre a ebullición. Romper cada huevo en un tazón individual. Una vez que el agua esté hirviendo, reduzca el fuego a medio-bajo y remueva el agua para crear un vórtice suave en el centro. Cuidadosamente deslice un huevo en el agua caliente. Cocine el huevo por 3-4 minutos o hasta que la clara esté cocida y la yema aún esté líquida. Repite con los huevos restantes. Retira los huevos con una espumadera y escúrrelos en una toalla de papel. Agrega sal y pimienta al gusto.

Paso 2: Preparar la salsa holandesa

Coloca las yemas de huevo y el jugo de limón en un tazón para mezclar. Derrita la mantequilla en un recipiente separado y manténgala caliente. Coloque un recipiente a prueba de calor en una olla con agua caliente, asegurándose de que el recipiente no toque el agua. Batir las yemas hasta que estén espumosas, luego colóquelas sobre el recipiente a prueba de calor. Agrega la mantequilla derretida poco a poco y bate hasta que la salsa esté suave y espesa. Agrega sal y pimienta al gusto.

Paso 3: Preparar los ingredientes

Precaliente el horno a 350 grados Fahrenheit. Tueste los muffins en una bandeja para hornear hasta que estén dorados. Calienta el jamón, bacon o prosciutto en una sartén. Agrega las espinacas picadas a la sartén y cocina hasta que estén ligeramente marchitadas.

Paso 4: Montar los huevos benedictinos

Coloca los muffins tostados en un plato grande y pon una rebanada de jamón o tocino sobre cada mitad del muffin. Agrega una pequeña cantidad de espinacas sobre el jamón o tocino y cubre con un huevo pochado. Cucharadas generosas de salsa holandesa sobre cada huevo. Espolvorear con queso de cabra desmenuzado y servir inmediatamente.

Conclusión

Los huevos benedictinos con queso de cabra y espinacas son una forma sabrosa y elegante de disfrutar del desayuno. Esta receta puede parecer complicada, pero siguiendo estos pasos fáciles, se puede disfrutar de este plato delicioso sin necesidad de salir de casa. Experimenta con diferentes ingredientes y descubre tu propia versión única de este clásico desayuno. ¡Buen provecho!