Huevos poché con jamón serrano

Introducción

Los huevos son muchos lo que les gusta, y es que tienen tanta versatilidad que pueden ser parte de casi cualquier comida del día. Desde el desayuno hasta la cena, pasando por platos de entrada y guarniciones, los huevos son un ingrediente esencial en la mayoría de las cocinas del mundo. En este artículo, nos centraremos en una manera de cocinar los huevos que es muy popular en la gastronomía francesa: los huevos poché con jamón serrano.

¿Qué son los huevos poché?

Un huevo poché es básicamente un huevo que se cuece en agua caliente sin su cáscara. El resultado es un huevo con la clara cocida y la yema líquida. Los huevos poché se prestan a numerosas preparaciones, pero en esta ocasión los haremos con jamón serrano.

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 4 lonchas de jamón serrano
  • 2 cucharadas de vinagre blanco
  • 1 litro de agua
  • Sal y pimienta al gusto

Paso a paso

Paso 1: Preparar los ingredientes

Antes de comenzar a cocinar, es importante tener todos los ingredientes listos. En este caso, debemos cortar las lonchas de jamón en pequeños trozos y reservarlos.

Paso 2: Preparar el agua

A continuación, debemos poner el agua en una olla y llevarla a ebullición. Cuando el agua empiece a hervir, agregamos las 2 cucharadas de vinagre blanco.

Paso 3: Preparar los huevos

Es importante que los huevos estén lo más frescos posible. Para asegurarnos de esto, es recomendable que los compremos un par de días antes de cocinarlos. Rompemos cada huevo en un tazón pequeño y reservamos.

Paso 4: Cocinar los huevos poché

Con la ayuda de una cuchara, generamos un remolino en el agua. Con esto, creamos un pequeño "círculo" en el centro de la olla. Con mucho cuidado, agregamos uno de los huevos en el centro del remolino. La clara del huevo envolverá a la yema, haciendo que esta se cocine sin romperse completamente. Dejamos cocer el huevo por un par de minutos, o hasta que la clara esté cocida. Luego, con mucho cuidado, sacamos el huevo de la olla con la ayuda de una espumadera y lo reservamos. Repetimos este proceso con los otros 3 huevos.

Paso 5: Servir

En cada plato, ponemos una porción de jamón serrano y un huevo poché encima. Añadimos sal y pimienta al gusto, y servimos.

Conclusión

Los huevos poché con jamón serrano son una deliciosa opción para un desayuno o brunch. Es importante tener cuidado al cocinar los huevos poché, ya que necesitan cierta técnica para que queden perfectos. Pero, una vez que le hemos cogido el truco, no hay nada mejor que sumergir el pan en la yema líquida y disfrutar de los sabores únicos de este plato. ¡Buen provecho!