Huevos rancheros con guacamole y tortilla crujiente

Introducción

Los huevos rancheros con guacamole y tortilla crujiente son una de las mejores recetas de huevo que puedes preparar para cualquier momento del día. Este plato es popular en México y tiene una combinación deliciosa de sabores que te harán agua la boca. En este artículo, te enseñaremos cómo preparar este plato tradicional en casa con los ingredientes más frescos y sabrosos.

Ingredientes

Para preparar los huevos rancheros con guacamole y tortilla crujiente, necesitarás los siguientes ingredientes:
  • 4 huevos
  • 4 tortillas de maíz
  • 1 tomate picado
  • 1 aguacate maduro
  • 1 cebolla picada
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 chile jalapeño picado
  • 1 limón
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

Paso 1: Preparar el guacamole

Para preparar el guacamole, corta el aguacate en cubos y ponlo en un tazón. Agrega la cebolla picada, el tomate picado, el chile jalapeño picado, el ajo picado, el jugo de limón y una pizca de sal y pimienta. Mezcla todo bien y reserva.

Paso 2: Preparar las tortillas crujientes

Para preparar las tortillas crujientes, calienta una cucharada de aceite de oliva en una sartén a fuego medio-alto. Corta las tortillas de maíz en tiras y fríelas en la sartén hasta que estén crujientes. Retira del fuego y ponlas en un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Paso 3: Preparar los huevos rancheros

Para preparar los huevos rancheros, calienta otro poco de aceite de oliva en la misma sartén a fuego medio. Rompe los huevos en la sartén y cocina hasta que la yema esté a tu gusto. Una vez listos los huevos, ponlos en un plato y pon las tortillas crujientes alrededor.

Paso 4: Montar el plato

Para montar el plato, pon una porción generosa de guacamole en el centro de los huevos y tortillas. Puedes decorar con un poco de cilantro picado y rodajas de limón alrededor del plato.

Consejos y trucos

  • Si quieres un guacamole más picante, usa dos chiles jalapeños en lugar de uno.
  • Si no te gustan las tortillas de maíz, puedes usar tortillas de trigo.
  • Para un sabor aún más auténtico, puedes añadir una pizca de comino y orégano al guacamole.
  • Para un desayuno más completo, puedes servir los huevos rancheros con frijoles y arroz.

Conclusion

Los huevos rancheros con guacamole y tortilla crujiente son una receta deliciosa y fácil de preparar para cualquier momento del día. Puedes personalizarla como quieras, añadiendo más especias o ingredientes a tu guacamole. Sirve con tus acompañantes favoritos y ¡disfruta!