yema.es.

yema.es.

Huevos revueltos con chorizo y patatas fritas

Huevos revueltos con chorizo y patatas fritas

La receta perfecta de Huevos revueltos con chorizo y patatas fritas

Los huevos son una de las comidas más versátiles que existen, ya que se pueden preparar de distintas maneras y comer en cualquier momento del día. Desde huevos cocidos hasta huevos fritos, pasando por huevos escalfados, tortillas y huevos revueltos, todas las posibilidades son increíbles.

Hoy vamos a hablar de una de las recetas más ricas y sencillas que existen: huevos revueltos con chorizo y patatas fritas. Esta receta es perfecta para un desayuno o almuerzo, y es ideal para aquellos a los que les gusta empezar el día con mucha energía. Vamos a ver cómo prepararla.

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo
  • 1/2 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1/2 cucharadita de pimentón
  • 1/4 de taza de leche
  • 1 chorizo picante
  • 2 patatas grandes
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva

Paso a paso

1. Pelamos las patatas y las cortamos en forma de palitos (como para papas fritas). Las colocamos en un recipiente y les agregamos sal y un chorrito de aceite de oliva. Mezclamos bien para que las patatas queden cubiertas de aceite y sal.

2. Precalentamos el horno a 200°C. En una bandeja colocamos las patatas para que se horneen durante 30 minutos aproximadamente, hasta que estén doradas y crujientes. Es importante que las retiremos del horno una vez que estén listas, para que no se quemen ni se pongan demasiado blandas.

3. Pelamos y picamos el chorizo en pequeños trozos. En una sartén grande, colocamos unas gotas de aceite de oliva y cocinamos el chorizo hasta que esté dorado y crujiente. Lo retiramos del fuego y lo apartamos en un plato.

4. En un bol, batimos los huevos con la leche, el ajo en polvo, la cebolla en polvo, el pimentón, la sal y la pimienta hasta que estén bien mezclados.

5. En la misma sartén donde cocinamos el chorizo, agregamos los huevos batidos y los revolvemos con una cuchara de madera hasta que queden cocidos pero aún tiernos. Agregamos el chorizo que habíamos apartado y mezclamos todo. Retiramos del fuego.

Servir

Podemos servir los huevos revueltos con chorizo y las patatas fritas en un plato junto con una rebanada de pan tostado y una taza de té o café. Esta receta es perfecta para disfrutarla en una mañana de fin de semana, o también para sorprender a nuestra pareja o amigos con un desayuno delicioso.

Variaciones

Los huevos revueltos con chorizo y patatas fritas son una receta deliciosa por sí sola, pero también podemos preparar variaciones para ir creando nuevas opciones. Aquí te dejamos algunas ideas que seguro te van a encantar.

Huevos revueltos con bacon y queso

Una variante muy popular es reemplazar el chorizo por bacon y agregar un poco de queso cheddar rallado a los huevos revueltos. Para prepararlo, seguimos los pasos 1 al 4 de la receta original, pero en vez de cocinar el chorizo, cocinamos el bacon. Luego, en el paso 5, agregamos el queso rallado junto con el bacon. Servimos con las patatas fritas como siempre. ¡Delicioso!

Huevos revueltos con espinacas y champiñones

Si queremos algo más saludable, podemos preparar unos huevos revueltos con espinacas y champiñones. Para ello, en vez de usar chorizo, agregamos unos puñados de espinacas y champiñones picados a los huevos batidos. Luego, seguimos los pasos 3 al 5 de la receta original. Podemos servirlo con una rebanada de pan integral tostado para un desayuno completo y saludable.

Huevos revueltos con jamón y pimiento morrón

Otra variante que seguramente te va a encantar es preparar unos huevos revueltos con jamón y pimiento morrón. Para ello, seguimos los pasos 1 al 4 de la receta original, pero en vez de cocinar el chorizo, picamos unos trozos de jamón y un pimiento morrón y los cocinamos juntos. Luego, en el paso 5, agregamos el jamón y el pimiento a los huevos revueltos y mezclamos bien. Servimos con las patatas fritas como siempre.

Conclusión

Los huevos revueltos con chorizo y patatas fritas son una receta deliciosa y sencilla que podemos preparar para disfrutar en cualquier momento del día. Esperamos que te haya gustado la receta y que te animes a prepararla en tu casa. Recuerda que las posibilidades de los huevos son infinitas, así que no dudes en crear tus propias variaciones y sorprender a tus seres queridos con nuevos sabores y texturas. ¡Buen provecho!