yema.es.

yema.es.

Huevos revueltos con jamón serrano y queso manchego

Huevos revueltos con jamón serrano y queso manchego

Introducción

Los huevos son, sin lugar a dudas, uno de los ingredientes más versátiles en la cocina. Pueden utilizarse en un sinfín de recetas desde tortillas hasta pasteles. Pero hoy, te enseñaré cómo preparar unos deliciosos huevos revueltos con jamón serrano y queso manchego. ¡Una combinación de sabores perfecta para tu paladar!

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 50 gramos de jamón serrano
  • 50 gramos de queso manchego rallado
  • 1/4 de taza de leche
  • 1 cucharada de mantequilla
  • Sal y pimienta al gusto

Paso a paso

Paso 1: Prepara los ingredientes

Lo primero que debes hacer es tener todos tus ingredientes a mano. Corta el jamón serrano en tiras pequeñas y ralla el queso manchego.

Paso 2: Bate los huevos

Pon los huevos en un tazón y bátelos hasta que queden completamente mezclados. Agrega 1/4 de taza de leche y bate de nuevo.

Paso 3: Cocina el jamón serrano

En una sartén, derrite una cucharada de mantequilla a fuego medio. Una vez que la mantequilla se haya derretido, agrega el jamón serrano y cocina durante unos minutos hasta que esté dorado.

Paso 4: Añade los huevos

Una vez que el jamón serrano esté dorado, agrega los huevos batidos y revuelve con una espátula. Cocina a fuego medio-bajo y no dejes de remover los huevos para que no se quemen.

Paso 5: Agrega el queso manchego

Cuando los huevos estén casi listos (a tu gusto), agrega el queso manchego rallado y sigue revolviendo hasta que se funda.

Paso 6: Sirve y disfruta

Una vez que el queso esté completamente derretido, retira la sartén del fuego y sirve los huevos revueltos en un plato. Puedes decorar con un poco de perejil picado y servir con una rebanada de pan tostado. ¡Que aproveche!

Consejos adicionales

- Si quieres que tus huevos revueltos sean más cremosos, puedes agregar más leche. - Si no tienes jamón serrano, puedes usar bacon o tocineta en su lugar. - Si quieres añadir más sabor, puedes agregar cebolla picada o ajo a la sartén antes de añadir el jamón serrano.

Conclusión

Los huevos revueltos con jamón serrano y queso manchego son una receta fácil, rápida y deliciosa que puedes preparar en cualquier momento. Esta combinación de sabores es perfecta para un desayuno, almuerzo o cena. ¡Quédate con esta receta en tu colección y sorprende a tus amigos y familiares con un plato delicioso y nutritivo!