Omelette de huevo con sobrasada y queso de cabra

Ingredientes

  • 4 huevos
  • 50 gramos de sobrasada
  • 50 gramos de queso de cabra
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de oliva

Preparación

Paso 1: Batir los huevos

En un bowl grande, batir los huevos con una batidora manual o un tenedor. Agregar sal y pimienta negra molida al gusto. Continuar batiendo hasta que los huevos estén completamente mezclados y espumosos.

Paso 2: Cortar la sobrasada y el queso de cabra en cubos pequeños

Cortar la sobrasada y el queso de cabra en cubos pequeños y reservar.

Paso 3: Calentar el aceite de oliva en una sartén

Colocar una sartén antiadherente a fuego medio-alto y calentar el aceite de oliva. Asegurarse de que la sartén esté bien caliente antes de agregar los huevos batidos.

Paso 4: Verter los huevos batidos en la sartén

Una vez que la sartén esté caliente, verter los huevos batidos en ella. Bajar el fuego a medio.

Paso 5: Colocar la sobrasada y el queso de cabra encima de los huevos

Cuando los huevos empiecen a cuajarse, colocar la sobrasada y el queso de cabra encima de ellos. Asegurarse de distribuirlos uniformemente. Continuar cocinando hasta que los huevos estén completamente cuajados.

Paso 6: Dar la vuelta a la tortilla

Para dar la vuelta a la tortilla, colocar un plato más grande que la sartén encima de ésta. Con una mano sujetando el plato y otra la sartén, dar la vuelta para que la tortilla quede en el plato. Luego, deslizarla de vuelta a la sartén.

Paso 7: Dorar la tortilla por el otro lado

Cocinar la tortilla por el otro lado hasta que esté dorada.

Paso 8: Servir

Servir la omelette de huevo con sobrasada y queso de cabra caliente, acompañada de una ensalada y unas tostadas de pan.

Conclusión

Preparar una omelette de huevo con sobrasada y queso de cabra es una manera deliciosa y fácil de darle un toque diferente a tu desayuno o brunch. La combinación de sabores de los huevos, la sobrasada y el queso de cabra resulta en un plato bastante completo y satisface hasta el hambre más grande. Además, los huevos son una fuente nutritiva de proteínas y vitaminas, lo que los convierte en una excelente opción para empezar el día.