Soufflé de huevo con trufa negra

Introducción

El soufflé de huevo es un plato elegante y refinado, perfecto para sorprender a tus invitados en una cena especial. La textura delicada y esponjosa de este postre es lo que lo hace tan atractivo y delicioso. Y si se agrega trufa negra, uno de los ingredientes más lujosos y caros de la gastronomía, el resultado es simplemente sublime. En esta ocasión, queremos compartir contigo nuestra receta de soufflé de huevo con trufa negra. A través de una serie de pasos sencillos, podrás preparar un soufflé al estilo de los grandes chefs pasteleros.

Ingredientes

  • 6 huevos
  • 100 gramos de queso parmesano rallado
  • 100 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de harina de trigo
  • 1 taza de leche entera
  • 100 gramos de trufa negra
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

Paso 1: Preparar los ingredientes

Lo primero que debes hacer es rallar el queso parmesano y separar las yemas de las claras de los huevos. Luego, corta la trufa negra en láminas finas y reserva.

Paso 2: Preparar la salsa bechamel

Para hacer la salsa bechamel, derrite la mantequilla en una olla a fuego medio y, cuando esté líquida, agrega la harina de trigo. Mezcla con una cuchara de madera hasta que la harina se dore ligeramente, y luego agrega la leche poco a poco, mientras bates con un batidor de varillas. Sigue mezclando hasta que la salsa se espese y adquiera una consistencia uniforme.

Paso 3: Agregar las yemas de huevo

Una vez que la salsa bechamel esté lista, retírala del fuego y deja que se enfríe un poco. Agrega las yemas de huevo una por una, mezclando bien después de cada adición, hasta que todos los ingredientes estén completamente integrados.

Paso 4: Agregar el queso parmesano y la trufa negra

Agrega el queso parmesano rallado y las láminas de trufa negra a la mezcla y mezcla suavemente con una cuchara de madera hasta que queden bien incorporados.

Paso 5: Montar las claras de huevo

En otro bowl, bate las claras de huevo a punto de nieve con un batidor de varillas eléctrico. Agrega una pizca de sal y sigue batiendo hasta que las claras estén firmes y se formen picos.

Paso 6: Integrar las claras a la mezcla

Incorpore las claras a punto de nieve en la mezcla de la salsa bechamel y los demás ingredientes, de manera envolvente y suave. Mezcla con cuidado para no perder el aire que se ha agregado en las claras y que hará que el soufflé suba en el horno.

Paso 7: Hornear el soufflé

Vierte la mezcla del soufflé en un molde previamente engrasado y enharinado. Lleva al horno y hornea a 180 grados Celsius durante unos 30-40 minutos, o hasta que el soufflé esté firme y dorado en la superficie.

Servir y disfrutar

Una vez que el soufflé esté listo, sácalo del horno y sírvelo caliente acompañado de una ensalada verde y una copa de vino blanco seco. La combinación de la esponjosa textura del soufflé con la intensidad de la trufa negra es simplemente espectacular. ¡Buen provecho!