Tortilla de Huevo vegetariana con espinacas y champiñones

Ingredientes

  • 8 huevos
  • 1 taza de espinacas frescas picadas
  • 250 gramos de champiñones, cortados en rodajas finas
  • 1 cebolla pequeña finamente picada
  • 2 dientes de ajo finamente picados
  • 1/4 taza de leche
  • 1/4 taza de queso rallado
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

Paso 1: Salteado de champiñones

En una sartén grande, calienta 1 cucharada de aceite de oliva a fuego medio. Agrega la cebolla picada y saltea durante 2-3 minutos hasta que esté dorada. Agrega los champiñones y el ajo picado y saltea durante 5-7 minutos hasta que estén dorados y tiernos. Retira la sartén del fuego y reserva.

Paso 2: Preparación de la mezcla de huevo

En un tazón grande, bate los huevos hasta que estén espumosos. Agrega la leche y bate de nuevo. Agrega la espinaca picada y la mezcla de champiñones y sazona con sal y pimienta al gusto. Mezcla bien.

Paso 3: Cocinando la tortilla

En la misma sartén utilizada para el salteado de champiñones, calienta la cucharada restante de aceite de oliva a fuego medio. Vierte la mezcla de huevo en la sartén caliente y esparce uniformemente. Cocina la tortilla durante 5-7 minutos hasta que esté dorada en la parte inferior. Deja que la tortilla se cocine un poco por el lado superior antes de darle la vuelta. Utiliza un plato grande para tapar la sartén y darle la vuelta a la tortilla. Coloca la tortilla de nuevo en la sartén y cocina durante otros 5-7 minutos o hasta que esté dorada y cocida por completo.

Paso 4: Presentación

Cuando la tortilla esté lista, esparce el queso rallado encima y deja que se derrita antes de retirarla del fuego. Sirve caliente y disfruta tu tortilla de huevo vegetariana con espinacas y champiñones.

Tips del chef pastelero

  • Si no eres vegano, puedes agregar un poco de bacon picado a la mezcla de huevo.
  • Si no tienes queso rallado a mano, puedes usar queso fresco desmenuzado en su lugar.
  • Para darle un toque extra de sabor, puedes agregar algunas hierbas frescas de tu elección a la mezcla de huevo, como tomillo o perejil.
  • Si te gusta una tortilla más gruesa, puedes duplicar los ingredientes para hacer una tortilla más grande.