Una deliciosa Frittata de huevo con cebolla y pimiento

Introducción

Si estás buscando una receta fácil y deliciosa de huevo, ¡estás en el lugar correcto! Hoy vamos a aprender a hacer una frittata de huevo con cebolla y pimiento. La frittata es una especialidad italiana muy similar a la tortilla española, pero en lugar de darle la vuelta, la frittata se cocina por ambos lados en la sartén. Es muy versátil y se puede rellenar con cualquier cosa que tengas en la nevera. La combinación de huevo, cebolla y pimiento es clásica y absolutamente deliciosa. ¡Comencemos!

Ingredientes

  • 8 huevos
  • 1/2 taza de leche
  • 1/2 cebolla en rodajas finas
  • 1 pimiento verde en rodajas finas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Paso a paso

Paso 1: Preparar los ingredientes

Lo primero que hay que hacer es reunir todos los ingredientes y prepararlos para cocinar. Pela y corta la cebolla en rodajas finas y corta el pimiento verde en rodajas también. En un tazón aparte, bate los huevos con la leche hasta que estén bien mezclados. Añade sal y pimienta al gusto.

Paso 2: Sofríe los vegetales

Calienta una sartén grande antiadherente a fuego medio-alto. Añade el aceite de oliva y espera a que se caliente. Añade la cebolla y el pimiento verde en la sartén y sofríe durante unos 5 minutos, o hasta que estén tiernos y dorados. Remueve de vez en cuando para asegurarte de que se cocinen por igual.

Paso 3: Agrega los huevos batidos

Una vez que los vegetales estén cocidos, vierte los huevos batidos sobre las verduras en la sartén. Asegúrate de que toda la superficie esté cubierta por los huevos. Remueve ligeramente los bordes de la frittata para que los huevos que aún están líquidos puedan llegar al fondo y cocinarse.

Paso 4: Cocina la frittata en el fuego

Cocina la frittata a fuego medio-bajo durante unos 10-12 minutos o hasta que la parte superior esté bastante firme. Cubre la sartén con una tapa si tienes una, o puedes moverla a un horno precalentado a 180°C para terminarla de cocinar hasta que la parte superior esté completamente firme.

Paso 5: Servir

Una vez que la frittata esté lista, sácala de la sartén y colócala en un plato grande. Puedes cortarla en porciones como si fuera una pizza y servirla caliente. La frittata también se puede comer fría como un aperitivo o en un sándwich.

Conclusión

La frittata de huevo con cebolla y pimiento es una receta fácil y rápida que puedes preparar en cualquier momento. Es perfecta para el desayuno, el almuerzo o la cena. La combinación de huevo, cebolla y pimiento es sabrosa y saludable. Puedes hacerla con cualquier variación de ingredientes que tengas en la nevera, así que deja volar tu imaginación y pon a trabajar tus papilas gustativas. ¡Buen provecho!